miércoles, 31 de diciembre de 2014

OPINIÓN: Las 5 novelas juveniles del 2014 que más me han decepcionado

Con el año 2014 llegando a su fin (ya sólo quedan unas pocas horas), llega el momento de hacer balance de lo bueno y lo menos bueno del año... y también de hacer listas. Ésta es mi lista de lo menos bueno (la lista de lo bueno está aquí) (he esperado al último momento porque no sabía si iba a caer alguna otra novela en estas vacaciones).
 
Las 5 novelas juveniles del 2014 que más me han decepcionado son:


5. Origin, de Jennifer L. Armentrout.
¡Qué mal le sienta a Daemon tener voz propia! JLA nos ha regalado en esta cuarta entrega de la Saga Lux asientos en primera fila para presenciar lo salido, destructivo, posesivo, desquiciado, etc. que es este chico. ¡Menuda joya está hecho este alienígena! Aunque para much@s todos éstos sólo sean puntos a favor, para mí meternos en la cabeza de Daemon no ha sido la idea más brillante de Armentrout. Si a eso le unes que Origin es básicamente una novela de relleno que está plaga de traiciones y muertes que no tienen ningún sentido, queda muy poco que salvar de la novela. [SPOILER] ¡Y no me hagáis hablar de la boda! [FIN SPOILER]


4. Tengo un secreto. El diario de Meri, de Blue Jeans.
Me leí toda la trilogía de El club de los incomprendidos en febrero y me sorprendió gratamente. No me pareció lo mejor del género pero sí que creo que Blue Jeans supo dar en las teclas exactas a la hora de hablar de ciertos temas relacionados con la adolescencia. Nueve meses después sale esta novela extra y ya nada es lo mismo. La fórmula está gastada, algunas sub-tramas parecen sacadas de telenovelas latinoamericanas y los personajes ya no me seducen. Algunos se han vuelto completamente insoportables (Bruno y Ester), otros están prácticamente desaparecidos (Raúl y Alba) y los nuevos no añaden nada positivo: un homófobo y una acosadora. Y esto último es lo que más me molesta, la glorificación del acoso. El acoso no es romántico. Punto.


3. La elegida, de Kiera Cass.
Me he debatido mucho a la hora de incluir esta novela en la lista porque, en realidad, no me ha decepcionado, sino que ha cumplido con todas mis expectativas teniendo en cuenta lo que me parecieron las dos entregas anteriores de la trilogía saga. Y aún así... el sexismo y la superficialidad de esta trilogía saga me siguen dejando anonadada. Esa trama predecible y que no va a ninguna parte que parece obra de una niña de 9 años. Que nos vendan esto como distopía cuando en realidad es un romance disfrazado. Que Kiera Cass haya necesitado tres novelas y dos novelas cortas para cerrar la historia de America cuando con un libro le habría sobrado (y todavía vendrá más: al menos otras dos novelas cortas y dos novelas completas). En fin, que para mí sí que se ha acabado.


2. Corona de medianoche, de Sarah J. Maas.
A pesar del poco éxito que parece tener la saga Trono de cristal en España (Alfaguara publicó esta segunda parte sólo en formato digital), no está tan mal. En parte reimaginación del cuento de La Cenicienta, en parte fantasía épica llena de acción protagonizada por una asesina a sueldo, tiene varios puntos a su favor: está bien escrita, es consistente (aunque su desarrollo es un poco lento debido a la intención de la autora a convertirla en una saga de 6 libros), y la parte fantástica de la historia es intrigante. Sería una lectura perfecta para cualquier amante de la fantasía... si no fuera por su personaje principal. Celaena Sardothien es una Mary Sue de libro. Es absolutamente perfecta: es la más guapa, la más inteligente, la más divertida, la más fuerte, la más habilidosa, la más valiente, todo el mundo la adora, todo el mundo besa el suelo que pisa, cada chico guapo que aparece en la saga se enamora instantáneamente de ella. Todo esto ya se podía apreciar en la primera parte de la saga y en las precuelas, pero en Corona de medianoche la cosa se vuelve totalmente insoportable. Aborrezco los personajes tan perfectos.


1. Leal, de Veronica Roth.
Cuando decidí hacer esta lista, antes de ponerme a pensar en las novelas que me habían decepcionado, ya sabía que Leal iba a ocupar el primer puesto. No sólo es la novela de 2014 que más me ha decepcionado, sino, probablemente, la novela que más me ha decepcionado en toda mi vida. Divergente e Insurgente no fueron perfectos pero sí fueron verdaderas lecturas adictivas (de ésas de las que alardean tanto los de Editorial Molino). Aunque como distopía es un poco absurda, fueron novelas llenas de acción, misterio, un buen romance, lo suficiente para entretener a cualquiera. Y el final de Insurgente tenía tan buena pinta... Roth podría haber salido con cualquier cosa que yo me lo hubiera tragado. Excepto esto. Leal parece el hijo adoptivo que no acaba de encajar. No tiene nada que ver con el resto de la saga. Es aburridísimo, no tiene ningún sentido nada de lo que pasa, las muertes son inexplicables, inservibles e innecesarias, los personajes están absolutamente irreconocibles... Y la explicación de la divergencia y de las facciones es la mayor estupidez que he leído en mi vida. Y no sigo escribiendo porque si no, no acabaré nunca.



¿Y qué tal vuestras lecturas? ¿Hay alguna que os haya decepcionado este año?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada