sábado, 18 de octubre de 2014

Reseña: EL LADO OSCURO, Sally Green

Inauguro el blog con uno de los debuts más impresionantes del año.

Título: El lado oscuro
Título original: Half Bad
Colección: Una vida oculta (1 de 3)
Autora: Sally Green
Fecha de publicación USA: 4 de Marzo de 2014
Fecha de publicación España: 17 de Septiembre de 2014
Editorial: Océano Gran Travesía
ISBN: 9786077353140
Páginas: 440
Formato: Tapa blanda
PVP: 16.95€
Sinopsis:
Inglaterra, época actual. Nathan Byrn sabe que no es como los demás. Aunque su madre era una respetada Bruja Blanca, su padre pertenece al linaje de los temibles Brujos Negros, lo cual hace de él un ser dividido que se debate entre la luz y las tinieblas. Este origen no le permite integrarse plenamente a la comunidad Blanca, la cual lo trata con desprecio y recelo. El hecho de que Nathan sea, además, hijo de Marcus, el más temido y odiado de los Brujos Negros, sólo sirve para empeorar su situación. El Consejo de los Brujos Blancos ha decidido someterlo a un control brutal para evitar que su lado sombrío se imponga. No obstante, llega el momento en el que Nathan decide convertirse en el dueño de su destino: será él y nadie más quien determine su camino.
En la línea de Patrick Ness y Markus Zusak, El lado oscuro es una novela apasionante sobre la alienación y el indomable deseo de supervivencia.
 
Reseña:
Seguro que alguna vez habéis oído hablar de alguien que no tenía muy buena fama en vuestro barrio o en vuestro pueblo. Tal vez era un hombre que se pasaba el día metido en un bar, fumando y emborrachándose, o tomando drogas. Tal vez se dedicaba a hacer chanchullos no muy legales. Tal vez se metía en peleas y montaba jaleos donde quiera fuera. Probablemente tenía hijos. Y muy probablemente todo el mundo pensaba que los hijos estaban condenados a seguir los pasos de su padre.
Ésta es la historia de Nathan Byrn.

Nathan ha nacido con la malísima suerte de ser hijo de una Bruja Blanca y un Brujo Negro, pero no cualquier Brujo Negro, sino el Brujo Negro más temido de toda Inglaterra y sus alrededores. Desde muy pequeño, Nathan es despreciado y marginado por la comunidad de Brujos Blancos en la que vive, teniendo incluso al enemigo en casa (llegaréis a odiar profundamente a Jessica, su hermana mayor). Pero su mayor enemigo es El Consejo de los Brujos Blancos que se dedica a limitar continuamente las libertades de Nathan y que tiene planes ocultos para él.

El lado oscuro comienza de una manera inusual y fascinante: narrando la historia en segunda persona del singular. Sally Green utiliza este método para meternos de lleno en la historia, haciéndonos partícipes del sufrimiento y la frustración y la rabia de Nathan, de una manera mucho más efectiva que la narración en primera persona. Y es que a Nathan nos lo encontramos de primeras encerrado en una jaula.
Siendo sincera, he de decir que la narración en segunda persona me descolocó un poco al principio, pero he acabado adorándola. Como he dicho, te hace parte de la historia y, al menos en este caso, funciona mejor que la primera persona, aunque Sally Green sabe perfectamente cómo y cuándo utilizar ambos tipos de narración.

Desde su jaula, Nathan comienza contándonos cómo ha sido su vida hasta los dieciséis años. La historia de su madre y lo poco que sabe de su padre. La convivencia con su abuela y sus tres medio hermanos, y la tortura psicológica a la que lo somete continuamente Jessica, la mayor, que espera verlo caer, revelándose como un Brujo Negro, para tener la oportunidad de quitárselo de en medio. La batalla constante que es para él asistir al colegio (Nathan apenas sabe leer y escribir) y el maltrato constante por parte de la comunidad en la que vive, lo que lo lleva a meterse en peleas continuamente. El primer amor con una Bruja Blanca, algo que está prohibido para él. Y, en medio de todo esto, las continuas Notificaciones que llegan a su casa quitándole más y más libertad.

A través de su historia, Nathan también nos explica cómo funciona El Consejo de Brujos Blancos. Ésta es una de las cosas que más me han gustado. A pesar de que se supone que los Brujos Blancos son los buenos y los Brujos Negros son los malos, Green pinta toda la novela en una escala de grises. No todos los Brujo Blancos son buenos (de hecho, la mayoría no lo son), ni todos los Brujos Negros son malos. Green ni siquiera intenta obligarnos a sentir cierta simpatía por los Brujos Blancos. Excepto por unos pocos personajes (su abuela, su hermano Arran, su hermana Deborah, Annalise), Nathan odia a todos los Brujos Blancos, y eso es exactamente lo que siente el lector. Green juega con la teoría de que no existe el bien absoluto, ni el mal absoluto. El Consejo de Brujos Blancos es simplemente el grupo político que gobierna, y el suyo es un régimen totalitario.

Otra de las cosas que me han gustado ha sido el ambiente rural de la novela. Nathan se pasa la mayor parte de su vida viviendo en el campo. Ama la naturaleza y no hay ningún lugar en el que se sienta más a gusto. En esta novela, el paisaje rural se convierte en un personaje más. Para mí, esto es un cambio agradable con la saturación de fantasía urbana que hay en el mercado.

Como protagonista, Nathan es un personaje maravilloso. Es valiente e inteligente y fuerte. Cariñoso con su familia y siempre preocupado por su bienestar, temiendo estar causándoles demasiados problemas. Y, sobre todo, es muy humano.
Creo que, a veces, nuestras debilidades son lo que nos hacen más humanos. Como, por ejemplo, la debilidad que siente Nathan por su padre. Ese deseo continuo por conocerlo, a pesar de que todo el mundo le dice que es un monstruo, que ha hecho cosas horribles para conseguir más poder. Pero es su padre y sigue queriendo verle al menos una vez, sigue preguntándose si hubiera tenido una vida mejor si su padre se lo hubiera llevado consigo y sigue buscando razones para excusar su abandono.
O el miedo y el deseo de supervivencia. Ese miedo que lo lleva a huir y a emprender una búsqueda sólo para seguir vivo, porque si no recibe sangre de un familiar directo el día que cumpla diecisiete años, tiene muchas posibilidades de morir. Nathan es un superviviente nato, no hay nada que no sea capaz de hacer para sobrevivir.

Por sacarle algunos defectos, creo que la novela tiene partes bastante lentas, pero esto es comprensible. Al ser la primera parte de una trilogía, funciona como una introducción. Nos presenta a Nathan y nos cuenta cómo es el mundo en el que vive, dejando la acción principal para futuros libros.

En general, El lado oscuro es una historia bastante original, tremendamente inteligente y con mucho corazón, y con uno de esos protagonistas con los que es tan fácil conectar y sentirse identificado. Océano Gran Travesía ha tenido un gusto exquisito a la hora de elegir la novela con la que comenzar su andadura en España.
Es la novela de brujos más consistente que he leído desde la saga Harry Potter y estoy impaciente por leer el siguiente libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada