miércoles, 31 de diciembre de 2014

OPINIÓN: Mis 14 novelas juveniles favoritas del 2014

Con el año 2014 llegando a su fin (ya sólo quedan unas pocas horas), llega el momento de hacer balance de lo bueno y lo menos bueno del año... y también de hacer listas. Ésta es mi lista de lo bueno (la lista de lo menos bueno está aquí) (he esperado al último momento porque no sabía si iba a caer alguna otra novela en estas vacaciones).

Mis 14 novelas juveniles favoritas del 2014 son:



14. Asedio y tormenta, de Leigh Bardugo.
Aunque un poco más floja que su predecesora, en este segundo viaje a Ravka seguimos teniendo un montón de magia, poderes superguays, el Oscuro, y, además, añade un nuevo personaje del que si no acabas enamorad@, es que no eres human@: Sturmhond.


13. Opal, de Jennifer L. Armentrout.
La señora Armentrout es la única "afortunada" que aparece en las dos listas que he preparado. Opal no sólo nos ofrece más alienígenas y más romance del sexy, sino que también nos deja el mejor cliffhanger de toda la saga.


12. Destrózame, de Tahereh Mafi.
Hablando de romances sexys, ¡qué necesitados de contacto humano están los protagonistas de Destrózame! Esta novela tiene de todo: un prosa preciosa, una protagonista a la que sólo querrás abrazar (a pesar de las circunstancias) y un villano al que amarás odiar... u odiarás amar, según se mire.


11. Felices por siempre jamás, de Stephanie Perkins.
¿Os he dicho ya que estoy enamorada de todo lo que escribe Stephanie Perkins? ¿No? Pues lo digo ahora: ¡estoy enamorada de todo lo que escribe Stephanie Perkins! Felices por siempre jamás, y sus dos novelas compañeras, son la prueba andante de que no hace falta un estilo muy adornado o una trama muy rebuscada para derretir el corazón de los lectores.


10. Champion, de Marie Lu.
Mientras todo el mundo se volvía loco (en el buen y en el mal sentido) con Leal y la saga Divergente y su adaptación cinematográfica, había otra saga distópica juvenil que también llegaba a su fin este y que, en mi opinión, ha demostrado mucha más calidad y un desarrollo de personajes espectacular. La trilogía Legend se cierra con un final inteligente y precioso que ha hecho que me olvide de los problemas que les encontré a las entregas anteriores. Marie Lu, tienes una fan incondicional en mí.


9. La casa de Hades, de Rick Riordan.
2014 ha sido para mí un año de descubrimientos. Entre ellos está que me decidí por fin (y a pesar de las películas) a leer la saga Percy Jackson y los dioses del Olimpo. La adoré completamente, volví a sentirme como una niña descubriendo los placeres de la lectura. Cuando la terminé, y sin perder el tiempo, me puse a leer su spin-off, Los héroes del Olimpo, y aunque ya no era lo mismo (se pierde la voz de Percy que es una de las mejores de la literatura infantil y juvenil actual) y las dos primeras partes son un poco decepcionantes, acabé cogiéndole el gustillo. En resumen, La casa de Hades es la mejor entrega de este spin-off (y sé de lo que hablo porque leí La sangre del Olimpo en inglés), sobre todo, porque esos momentos de la odisea de Percy y Annabeth en el inframundo están desarrollados de manera brillante.


8. El lado oscuro, de Sally Green.
¡Menudo debut se ha marcado Sally Green con El lado oscuro! Si uno empieza así, no quiero ni pensar cómo acabará... El lado oscuro es una de esas novelas que, mientras las estás leyendo, no puedes creerte que las estás leyendo. Una novela espectacular, maravillosa, imaginativa, inteligente y con mucho corazón, que vivimos a través de Nathan, un personaje tan humano que lo sentirás respirando a tu lado mientras lees.


7. John Green.
Si alguien me preguntara quién ha sido para mí el autor del año en literatura juvenil, diría, sin dudar, John Green, y eso que este año ni siquiera ha publicado nada nuevo... aunque sí ha sido así en España. Los de Nube de tinta, que no son tontos, han aprovechado el tirón de la adaptación cinematográfica de Bajo la misma estrella para publicar, no sólo varias reediciones de ésta, sino también todas las novelas anteriores de este autor: Ciudades de papel, El teorema Katherine y Buscando a Alaska, tres novelas llenas del sentido del humor inteligente que caracteriza a Green pero que, sobre todo, te hacen pensar. No sé vosotros pero para mí es imposible elegir una.


6. Nunca olvidan, de Alexandra Bracken.
¿Quién me iba a decir a mí, cuando leía la muy irregular Mentes poderosas, que su secuela me dejaría tan enganchada que estoy contando los días para que In the Afterlight llegue a España? Pues eso, señores de RBA, que no nos hagáis esperar más.


5. Los saqueadores de sueños, de Maggie Stiefvater.
No deja de asombrarme como Stiefvater combina de manera magistral magia y realidad. Tanto, que resulta difícil ver a The Raven Boys como una saga fantástica. Además, en esta segunda entrega, podemos echarle un vistazo por fin a la vida del más enigmático de los chicos del cuervo: Ronan.


4. Sólo un año, de Gayle Forman.
Si en Sólo un día, Allyson Healey nos contaba cómo en un viaje conoció a un actor con el que acabó yéndose a pasar un día a París, y cómo ese único día impacta en su vida, ahora es el turno de Willem de contarnos las verdaderas razones por las que desapareció y la odisea por la que pasa durante todo un año para encontrar a "Lulu". Gayle Forman es una autora espectacular que demuestra de nuevo que con ella nunca se falla.


3. Belleza cruel, de Rosamund Hodge.
Con la boca abierta me quedé cuando leí Belleza cruel. No he leído muchas críticas positivas de esta novela, y no entiendo por qué, a mí me encantó. Hodge combina perfectamente su reimaginación de La bella y la bestia con la mitología griega, pero lo mejor son los personajes principales, muy humanos, dispuestos a cualquier cosa por sobrevivir, muy fuertes y con un sentido del humor bastante oscuro. Es una novela rara, en el buen sentido; de hecho no terminé de entender el final, pero la disfruté tanto que ni siquiera me importa.


2. Ángeles caídos, de Susan Ee.
No sé qué decir de esta novela aparte de: ¡Me encanta, me encanta, me encanta! Ángeles caídos tiene todos los ingredientes para ser un éxito rotundo: un mundo llevado al apocalipsis por los ángeles ("¿Quién nos cuidará de los guardianes?"), un montón de acción, una trama con un ritmo vertiginoso, la búsqueda desesperada de una hermana (¿la familia antes que los chicos guapos? ¡Por fin!), una madre esquizofrénica, un ángel con un sentido del humor un poco pervertidillo y una protagonista... ¡qué protagonista! Desde Los juegos del hambre llevaba buscando una novela con una protagonista con la que me sintiera tan conectada como con Katniss y por fin la he encontrado. Señorita Everdeen, tal vez va siendo hora de que cuelgue el arco porque Penryn Young ha llegado a la ciudad.
¡Ay, si no fuera por la traducción!


1. Sueños de dioses y monstruos, de Laini Taylor.
¿Qué? ¿Que todavía no has leído la trilogía Hija de humo y hueso? ¿Y a qué esperas? ¿Qué has estado haciendo con tu vida este tiempo? Bromas aparte, la fantasía juvenil ha ganado tantísimo desde que Laini Taylor empezó a publicar sus novelas. Con ese estilo inigualable que parece de otro mundo y una historia de amor legendaria, Taylor y esta saga que, por desgracia, ha llegado a su fin, se han convertido en los reyes de la fantasía juvenil.
 
 
 
Éstas son las mías, ¿cuáles son vuestras novelas favoritas del 2014?

OPINIÓN: Las 5 novelas juveniles del 2014 que más me han decepcionado

Con el año 2014 llegando a su fin (ya sólo quedan unas pocas horas), llega el momento de hacer balance de lo bueno y lo menos bueno del año... y también de hacer listas. Ésta es mi lista de lo menos bueno (la lista de lo bueno está aquí) (he esperado al último momento porque no sabía si iba a caer alguna otra novela en estas vacaciones).
 
Las 5 novelas juveniles del 2014 que más me han decepcionado son:


5. Origin, de Jennifer L. Armentrout.
¡Qué mal le sienta a Daemon tener voz propia! JLA nos ha regalado en esta cuarta entrega de la Saga Lux asientos en primera fila para presenciar lo salido, destructivo, posesivo, desquiciado, etc. que es este chico. ¡Menuda joya está hecho este alienígena! Aunque para much@s todos éstos sólo sean puntos a favor, para mí meternos en la cabeza de Daemon no ha sido la idea más brillante de Armentrout. Si a eso le unes que Origin es básicamente una novela de relleno que está plaga de traiciones y muertes que no tienen ningún sentido, queda muy poco que salvar de la novela. [SPOILER] ¡Y no me hagáis hablar de la boda! [FIN SPOILER]


4. Tengo un secreto. El diario de Meri, de Blue Jeans.
Me leí toda la trilogía de El club de los incomprendidos en febrero y me sorprendió gratamente. No me pareció lo mejor del género pero sí que creo que Blue Jeans supo dar en las teclas exactas a la hora de hablar de ciertos temas relacionados con la adolescencia. Nueve meses después sale esta novela extra y ya nada es lo mismo. La fórmula está gastada, algunas sub-tramas parecen sacadas de telenovelas latinoamericanas y los personajes ya no me seducen. Algunos se han vuelto completamente insoportables (Bruno y Ester), otros están prácticamente desaparecidos (Raúl y Alba) y los nuevos no añaden nada positivo: un homófobo y una acosadora. Y esto último es lo que más me molesta, la glorificación del acoso. El acoso no es romántico. Punto.


3. La elegida, de Kiera Cass.
Me he debatido mucho a la hora de incluir esta novela en la lista porque, en realidad, no me ha decepcionado, sino que ha cumplido con todas mis expectativas teniendo en cuenta lo que me parecieron las dos entregas anteriores de la trilogía saga. Y aún así... el sexismo y la superficialidad de esta trilogía saga me siguen dejando anonadada. Esa trama predecible y que no va a ninguna parte que parece obra de una niña de 9 años. Que nos vendan esto como distopía cuando en realidad es un romance disfrazado. Que Kiera Cass haya necesitado tres novelas y dos novelas cortas para cerrar la historia de America cuando con un libro le habría sobrado (y todavía vendrá más: al menos otras dos novelas cortas y dos novelas completas). En fin, que para mí sí que se ha acabado.


2. Corona de medianoche, de Sarah J. Maas.
A pesar del poco éxito que parece tener la saga Trono de cristal en España (Alfaguara publicó esta segunda parte sólo en formato digital), no está tan mal. En parte reimaginación del cuento de La Cenicienta, en parte fantasía épica llena de acción protagonizada por una asesina a sueldo, tiene varios puntos a su favor: está bien escrita, es consistente (aunque su desarrollo es un poco lento debido a la intención de la autora a convertirla en una saga de 6 libros), y la parte fantástica de la historia es intrigante. Sería una lectura perfecta para cualquier amante de la fantasía... si no fuera por su personaje principal. Celaena Sardothien es una Mary Sue de libro. Es absolutamente perfecta: es la más guapa, la más inteligente, la más divertida, la más fuerte, la más habilidosa, la más valiente, todo el mundo la adora, todo el mundo besa el suelo que pisa, cada chico guapo que aparece en la saga se enamora instantáneamente de ella. Todo esto ya se podía apreciar en la primera parte de la saga y en las precuelas, pero en Corona de medianoche la cosa se vuelve totalmente insoportable. Aborrezco los personajes tan perfectos.


1. Leal, de Veronica Roth.
Cuando decidí hacer esta lista, antes de ponerme a pensar en las novelas que me habían decepcionado, ya sabía que Leal iba a ocupar el primer puesto. No sólo es la novela de 2014 que más me ha decepcionado, sino, probablemente, la novela que más me ha decepcionado en toda mi vida. Divergente e Insurgente no fueron perfectos pero sí fueron verdaderas lecturas adictivas (de ésas de las que alardean tanto los de Editorial Molino). Aunque como distopía es un poco absurda, fueron novelas llenas de acción, misterio, un buen romance, lo suficiente para entretener a cualquiera. Y el final de Insurgente tenía tan buena pinta... Roth podría haber salido con cualquier cosa que yo me lo hubiera tragado. Excepto esto. Leal parece el hijo adoptivo que no acaba de encajar. No tiene nada que ver con el resto de la saga. Es aburridísimo, no tiene ningún sentido nada de lo que pasa, las muertes son inexplicables, inservibles e innecesarias, los personajes están absolutamente irreconocibles... Y la explicación de la divergencia y de las facciones es la mayor estupidez que he leído en mi vida. Y no sigo escribiendo porque si no, no acabaré nunca.



¿Y qué tal vuestras lecturas? ¿Hay alguna que os haya decepcionado este año?

domingo, 19 de octubre de 2014

OPINIÓN: Sobre la saga CAZADORES DE SOMBRAS convirtiéndose en serie de televisión


El pasado lunes me desperté con la noticia de que la popular saga juvenil Cazadores de sombras, de Cassandra Clare, iba a desarrollarse como serie de televisión.
 
Todos los fans de la saga recordarán que, en el verano de 2013, se estrenó en cines la adaptación cinematográfica de la primera novela de la saga, Ciudad de hueso. La confianza del estudio que la produjo en la película era tal que incluso dieron luz verde a la secuela, Ciudad de ceniza, antes de que se estrenara la película, con planes de que se rodara ese mismo otoño. Pero cuando llegó el estreno, la película se portó bastante mal en taquilla, frenando en seco todos los planes para la secuela.
Desde entonces, Martin Moszkowicz, productor de la película y presidente del comité ejecutivo de Constantin Film, ha expresado en varias ocasiones su intención de continuar la franquicia, pero sin asegurar realmente nada. Hasta ahora.
 
Esto es todo lo que sabemos (gracias a The Mortal Instruments News en Español por mantenernos siempre tan bien informados):
  • Ed Decter ha sido contratado como showrunner de la serie, es decir, él será el guionista principal y supervisará la adaptación. (Decter ha sido guionista de episodios de series cómo Al descubierto o Imborrable).
  • Constantin planea que la producción comience el próximo año.
  • Moszkowicz cree que Amazon podría estar interesado en emitir la serie. (Ésta es una mala noticia para los fans internacionales porque Amazon Studios aún no distribuye fuera de Estados Unidos y sólo podríamos verla en inglés).
 
La noticia sobre esta adaptación televisiva fue acogida con grandes dosis de recelo y duda por el fandom: Que si yo quería que hicieran películas de todos los libros. Que si no quiero que cambien al reparto. Que si por dónde van a empezar, ¿por el principio o por Ciudad de ceniza? Y un largo etcétera.
Por mi parte, yo he recibido la noticia con un gran alivio. Creo que Cazadores de sombras debería haber sido una serie de televisión desde el principio. Y os voy a explicar por qué:

Cazadores de sombras es una saga muy larga. Son 6 libros, de los cuales el más corto tiene 415 páginas (estoy hablando de las ediciones españolas). Y, aunque el primer libro se centraba casi exclusivamente en Clary, muy pronto Cassandra Clare fue añadiendo más y más puntos de vista diferentes (Ciudad del fuego celestial tiene tantos puntos de vista que te vuelve un poco loco) y, sobre todo, creando un montón de subtramas, convirtiendo el universo de Cazadores de sombras en algo bastante complejo.
Cazadores de sombras: Ciudad de hueso fue un desastre de película por muchas razones, pero la principal fue porque se dejaba muchísimas cosas en el tintero, cosas que eran esenciales para entender la historia, como los orígenes y la historia del Círculo, la historia de Luke o qué son los Instrumentos Mortales y para qué sirven (porque no creo que nadie que no hubiera leído el libro y fue a ver la película acabó entendiéndolo). Todas estas cosas que no cabían en una película de 2 horas recibirían toda la atención que se merecen en una serie de televisión. Y esto es sólo hablando del primer libro, si hubieran seguido haciendo películas, para cuando llegaran a la última, sería tan solo una ristras de escenas que no tendrían ningún sentido.
Hablando de las secuelas, para los que quieren que se sigan haciendo películas y no una serie de televisión, una dosis de realidad: no había ninguna posibilidad de que hicieran la película de Ciudad de ceniza. Hollywood no rueda secuelas de películas que les han hecho perder dinero. En el cine comercial sólo importa el dinero que recaudes no lo buena que sea la película (y he de recordar que la crítica profesional desolló viva a la película). Tampoco había posibilidades de que Constantin Film descartara la saga original y se pusiera a adaptar los spin-offs, como Cazadores de sombras: Los orígenes. Cuando se paralizó la producción de Cazadores de sombras: Ciudad de ceniza, hubo rumores de que se estaba preparando la adaptación televisiva de Los orígenes, pero lo cierto es que eso no tenía ningún sentido. Ésta serie de televisión es la única oportunidad de que volvamos a ver algo del universo de Cazadores de sombras en la pantalla, ya sea grande o pequeña. Así que crucemos los dedos para que el proyecto salga adelante y tenga éxito.

Sobre el reparto. Una de las mayores preocupaciones del fandom es si van a mantener al reparto original. La mayoría prefiere que se así porque ya se han acostumbrado a sus caras (???). Yo, sinceramente, espero de todo corazón que lo cambien entero. Siendo realistas, las posibilidades de que vuelva el reparto original (todos están trabajando en otros proyectos y una serie de televisión requiere un gran compromiso) son casi nulas, pero mis preferencias se deben más a que, además de ser demasiado mayor, el reparto era absolutamente horroroso. Lily Collins no podría ser una buena heroína de acción ni aunque se pasara 30 años entrenando para ello, Jamie Campbell Bower es uno de los peores actores que se puede encontrar ahora mismo, Kevin Zegers y Jared Harris estaban más perdidos que un pulpo en un garaje, y Jonathan Rhys Meyers parecía más un adicto a la heroína con mono que un villano (aunque eso lo achaco más a lo mal escrito que estaba el personaje). Los únicos aciertos de casting fueron Robert Sheehan y Lena Headey y, tal vez, Jemima West, si le hubieran dado algo más con lo que trabajar. Por lo que yo espero que encuentren un reparto totalmente nuevo y cuanto más desconocido, mejor.

Sobre por dónde debería empezar la serie. Esto es más difícil de adivinar, podrían empezar por Ciudad de ceniza o podrían empezar por el principio, pero la verdad es que no lo sabremos, como muy pronto, hasta que empiece la producción. Yo espero que empiecen desde el principio, principalmente porque la película no es una buena base sobre la que construir el resto de la historia. No sólo por esas cosas que he nombrado antes que no abordaron en la película, sino también por detalles de la trama principal que no se desarrollaron bien, cómo el tema del incesto, que debe de ser la decisión más cobarde tomada jamás en toda la historia del cine. Empezando por el principio, podrían arreglar todos los desaguisados de la película y, además, darnos tiempo para acostumbrarnos al nuevo reparto (que yo doy por asegurado) y no lanzarnos directamente a la acción de Ciudad de ceniza.
Para apoyar mi argumente quiero poner un ejemplo: las películas de Percy Jackson. Percy Jackson y el ladrón del rayo fue una adaptación malísima (a pesar de que el libro es súper corto y tenían espacio de sobra para hacer una adaptación como Dios manda), por eso, cuando llegó el momento de adaptar Percy Jackson y el mar de monstruos, y a pesar de todos los esfuerzos por que saliera bien, la segunda película resultó ser aún peor. No tenían una buena base. No podían hacer una buena adaptación y, a la misma vez, que tuviera sentido respecto a la primera película. Esto es lo que podría pasar con la serie.

Sobre la información que tenemos:
No conozco el trabajo televisivo de Ed Decter, el showrunner. Éste sería su primer trabajo importante en televisión y parece ser que ya ha escrito varios episodios. Según IMdB, además de las series que he nombrado, también ha co-escrito guiones de películas como Algo pasa con Mary, Lizzie Superstar o Santa Claus 3, lo cual no dice mucho en su favor. Pero la verdad es que es humanamente imposible hacerlo peor Jessica Postigo Paquette (principal guionista de la película y a la que culpo en gran medida por lo mala que fue), así que estoy dispuesta a darle el beneficio de la duda.
Como he dicho, que Amazon Studios emita la serie no es una buena noticia para los fans internacionales, porque eso reduce drásticamente las posibilidades de la serie doblada al castellano, o a cualquier otro idioma. Habría que ver que tanto el estudio como la serie cogieran la suficiente fuerza como para que Amazon empezara a distribuir a mercados internacionales o vendiera los derechos de emisión. Viendo la oferta televisiva en Estados Unidos, supongo que el canal más adecuado para Cazadores de sombras sería The CW, un canal que basa casi toda su programación en series orientadas para el público joven (emiten Crónicas vampíricas y Los Originales, entre otras), pero últimamente parecen más interesados en series de superhéroes. Por supuesto, todo esto es pura especulación.

Algo que debéis tener en cuenta es que, que se haya anunciado que están preparando una serie de televisión, no quiere decir que vaya a haber seguro una serie de televisión. Los canales de televisión rechazan continuamente proyectos para series: Fox rechazó el episodio piloto de Delirium, The CW rechazó dos veces una serie de La Selección.
No sé si sabéis muy bien como funciona la tele americana, así que os dejo mi pequeña explicación: por ejemplo, para la temporada 2015-2016. Un canal de televisión recibe el guión de un episodio piloto, lo lee, decide que le gusta y encarga el rodaje del episodio. Normalmente esto ocurre como muy tarde en Enero. En las siguientes semanas se busca al reparto y el rodaje tiene lugar en Marzo. En Mayo, los peces gordos se reúnen para ver todos los pilotos que han encargado y pueden ocurrir dos cosas: o lo rechazan o deciden darle una oportunidad. Si lo rechazan, probablemente ahí acaba todo. Si le dan una oportunidad, normalmente no encargan una temporada completa, sino alrededor de unos 9 episodios, que son los que emiten ese otoño. Si esos episodios tienen los que ellos creen que son unos buenos datos de audiencia, encargan el resto de la temporada y, si no, cancelan la serie. Y aunque continuara, la serie aún tendría que superar la prueba de fuego que es la primera temporada, que es dónde acaban la mayoría de series (la adaptación televisiva de El círculo secreto, de L.J. Smith, fue cancelada tras la primera temporada).
Aún así, creo que una serie de Cazadores de sombras tendría muchas posibilidades de éxito, más que con las películas. La saga tiene un fandom enorme y, con una buena promoción, podría captar nuevas audiencias (aunque a mucha gente no le guste leer, prácticamente todo el mundo tiene una tele en casa).

Cassandra Clare también ha mostrado su apoyo a la idea de una serie de televisión. Desde que salió la noticia, la pobre ha sido bombardeada con preguntas a pesar de ser la última mona y no tener respuestas. Ya ha expresado en varias ocasiones que ella se enteró a la misma vez que los demás (una vez que un autor vende los derechos de sus novelas, lo involucrado que esté en el proceso de adaptación depende únicamente del estudio, y a Clare no la han involucrado mucho). Pero ha declarado que, a estas alturas, prefiere la idea de una serie de televisión antes que seguir haciendo películas, y que deberíamos estar contentos porque esta noticia es mejor que lo que habíamos tenido hasta ahora, es decir, nada. Debemos estar contentos porque, repito, esto es lo más cerca que vamos a estar de volver a ver a los cazadores de sombras en pantalla, y también aumenta las posibilidades de que podamos ver las adaptaciones de los spin-offs. Creo que deberíamos seguir el consejo de Clare.

No sé si he conseguido que los anti-serie se paren a pensar en las posibilidades de la serie de televisión. Yo, por mi parte, veo un mundo de posibilidades y estoy muy emocionada por ver a dónde nos lleva este nuevo giro de los eventos.

sábado, 18 de octubre de 2014

Reseña: SÓLO UN DÍA, Gayle Forman

Título: Sólo un día
Título original: Just One Day
Colección: Sólo un día (1 de 2)
Autora: Gayle Forman
Fecha de publicación USA: 8 de Enero de 2013
Fecha de publicación España: 10 de Julio de 2013
Editorial: B de Blok
ISBN: 978-84-15579-55-7
Páginas: 344
Formato: Tapa blanda
PVP: 16.00€
Sinopsis:
Cuando la seria y superresponsable Allyson encuentra por primera vez a Willem, un actor holandés de lo más informal, en el montaje de Noche de epifanía, entre los dos surge una chispa. De modo que, cuando el destino los reúne de nuevo, Allyson toma una decisión impulsiva y se arriesga a seguir a Willem a París.
Tras solo un día juntos, la chispa se ha convertido en llama..., hasta que Allyson despierta para descubrir que el hombre a quien tanto ama se ha marchado sin dejar rastro. El cambio radical que sufre su vida en un solo día se convierte en un año de autodescubrimiento. Allyson se embarca en un viaje para liberarse de una existencia llena de límites y descubrir sus verdaderas pasiones, e incluso el verdadero amor.
 
Reseña:
Guau. No tengo palabras para describir lo mucho que me ha gustado esta novela. Sólo "Guau".
Coger una nueva novela de Gayle Forman siempre me produce un poco de ansiedad porque todo el mundo parece estar de acuerdo en que es una gran escritora y que Si decido quedarme es una obra maestra, pero yo no soy una gran fan de Si decido quedarme (en mi opinión Lo que fue de ella fue mucho mejor, pero seguía habiendo algo con lo que no terminaba de conectar). Pero lo cierto es que Sólo un día ha eliminado todas mis reservas hacia Forman.
 
No os dejéis engañar por la sinopsis, Sólo un día no es una historia de amor. Sí, algo de eso tiene (sobre todo en el primer tercio), pero en realidad es una historia de autodescubrimiento.
Allyson Healey podría ser cualquier chica del mundo. Podría ser tu vecina, tu mejor amiga, tu compañera de piso, podrías ser incluso tú. Allyson tiene 17 años y está en ese momento tan complicado de la vida que es el paso del instituto a la universidad. En esa etapa en el que todo son decisiones que parecen que van a definir el resto de tu vida y para la que a menudo no estamos preparados. Y ahí está la magia de esta novela. Forman describe a Allyson de una manera tan real que no puedes evitar comparar tu vida con la suya, y encontrar más similitudes de las que esperabas.
 
Allyson y Willem se conocen en Inglaterra. Ella está a punto de terminar un tour de tres semanas por Europa que sus padres le han regalado por la graduación, pero se siente decepcionada porque no ha podido visitar París. Willem le propone un viaje exprés de un día a la Ciudad de la Luz y ella acepta.
Willem no sólo le descubre a Allyson una parte maravillosa de París que no suelen visitar los turistas, sino también, de forma involuntaria, que hay algo en su vida que falla. Allyson empieza a darse cuenta de que vive encorsetada en una vida planeada hasta el último minuto. Empieza a cuestionarse cosas que antes le habían parecido estar bien o en las que simplemente no había pensado. Y la desaparición de Willem al día siguiente, hace que su vida entre en una espiral descendente.
 
Los siguientes dos tercios de la novela nos habla de la nueva vida de Allyson como universitaria: No consigue hacer nuevos amigos, parece incapaz de mantenerse despierta en las clases, sus notas son pésimas cuando siempre había sido una alumna de sobresaliente, y ha empezado a abrirse un abismo colosal entre Melanie, su mejor amiga de toda la vida, y ella.
Durante ese año siguiente, Allyson tendrá que sobreponerse a la depresión y descubrir, no sólo quién es, sino quién quiere ser; para al fin, conseguir descubrir la verdadera razón por la que Willem la abandonó aquel día de verano en París.
 
Sólo un día nos describe cómo es posible que un sólo día suponga un punto de inflexión en toda una vida. Nos describe la vida de Allyson durante un año a través de detalles, con un reparto de personajes secundarios maravilloso que harán brillar incluso con más fuerza a Allyson, una protagonista con la que no podrás evitar sentirte identificado.

Reseña: ROMPIENDO LAS NORMAS, Katie McGarry

Título: Rompiendo las normas
Título original: Pushing the Limits
Colección: Rompiendo las normas (1 de 5)
Autora: Katie McGarry
Fecha de publicación USA: 31 de Julio de 2012
Fecha de publicación España: 1 de Mayo de 2013
Editorial: Darkiss
ISBN: 978-8468727493
Páginas: 432
Formato: Tapa blanda
PVP: 15.90€
Sinopsis:
ME DICEN QUE SEA UNA BUENA CHICA, QUE SAQUE BUENAS NOTAS, QUE SEA POPULAR… NO SABEN NADA SOBRE MÍ.
No recuerdo la noche que cambió mi vida. La noche en que pasé de ser popular a ser un bicho raro y marginado. Y mi familia está decidida a que siga así.
Decían que la terapia me ayudaría. No se esperaban a Noah. Noah es el tipo de chico sobre el que me advertían mis padres. Pero es el único que me escucha. El único dispuesto a ayudarme a averiguar la verdad. Sé que cada beso, cada promesa y cada caricia son algo prohibido.
PERO ¿Y SI ENCONTRAR TU DESTINO SIGNIFICA ROMPER TODAS LAS NORMAS?
Una novela valiente y poderosa sobre la pérdida, el cambio y la madurez pero, sobre todo, acerca del amor.
 
Reseña:
Tengo tantos sentimientos encontrados respecto a esta novela que no sabría ni por dónde empezar a comentar. Os explico por qué:
 
Mi gran problema con esta novela es... Noah; y cuando lees una novela con dos puntos de vista y uno de los personajes te cae mal, eso condena a la novela. Un problema es que un segundo Noah podía ser tierno y romántico y sencillamente un encanto, y al siguiente representaba todo lo que odio en un tío. Porque, chicas del mundo, quiero aclarar una cosa: que un chico venga y te diga "Eres mía" no es una declaración de amor, sino de posesividad, y lo siguiente que puedes esperar de él es que te pegue con un palo y te lleve a su cueva. Esta posesividad está muy de moda últimamente en la novela romántica (ya sea juvenil, new adult o adulta), sobre todo en la figura del chico malo, pero francamente no entiendo como nadie puede encontrar esto romántico. Y lo peor es que Echo está tan desesperada por una muestra de amor, que da por buenas todas las demostraciones de Neandertal de Noah. Pero después comentaré los problemas psicológicos de Echo.
El otro problema es que Noah es increíblemente egoísta respecto a la situación de sus hermanos. Está tan decidido a salirse con la suya y a llevarle la contraria a los adultos que le da igual que nunca vaya a poder darles las millones de cosas que necesitan dos niños pequeños. Tal vez aquí deba hacer un apunte a su favor, y es que la situación de Noah es bastante complicada. Perdió a sus padres en un incendio cuando tenía 15 años, lo separaron de sus hermanos, que eran muy pequeños, y desde entonces ha ido saltando de familia de acogida en familia de acogida sin tener demasiada suerte. Así que supongo que es normal que esté decepcionado de la vida en general, pero aún así... Su mente cuadriculada no lo deja pensar con claridad.
 
Luego está Echo, con tantos traumas y problemas psicológicos que es una maravilla que se levante de la cama. Echo es sumisa y está desesperada por aprobación y amor, pero no es porque sea una protagonista débil (de esas que tanto odio encontrarme en las novelas), sino que aquí, al menos, nos da una explicación razonable... bueno, tres: la relación con su padre y su madrastra, la pérdida de su hermano mayor al que adoraba, y el famoso incidente que no recuerda y que tiene que ver con su madre bipolar.
Y aquí entra la luz de esta novela, la señora Collins, una terapeuta que ayuda a Noah a encarrilar su vida y a Echo a enfrentar sus traumas y a recordar. Aunque el proceso de la recuperación de sus recuerdos se me hizo largo y pesado, sobre todo porque desde el primer flashback que tiene Echo queda bastante claro lo que pasó, pero ella es incapaz de verlo.
En general, Echo me ha gustado, especialmente en esos momentos en los que se rebela y se niega a ser la marioneta de nadie.
 
En cuanto a los personajes secundarios solo diré que no ha habido ni un solo personaje que me haya gustado a lo largo de toda la historia. Ha habido personajes que me han gustado en general, pero todos han tenido momentos en los que he pensado: "Oh, por favor, desaparece".
 
También tenemos la ya vieja historia de la diferencia de clases y la importancia de la posición social EN UN INSTITUTO (¡Ugh!), pero al punto al que quiero llegar es a lo que increíblemente sobrevalorado que está en esta novela la "normalidad". Porque, por favor, que alguien me explique qué c*** es la "normalidad". ¿Qué es? ¿La rutina de toda una vida? ¿Seguir con las mismas amigas aunque hayan demostrado ser lo peor? ¿Volver con tu ex-novio que no hace más que presionarte para hacer cosas que no quieres y al que le importan un pimiento tus sentimientos? Porque eso es lo que quieren nuestros protagonistas: Volver a la "normalidad". ¿No es más común en la literatura juvenil que los personajes quieran salir del cascarón y vivir una aventura? Pues bien, no busquéis eso aquí.
 
A pesar de lo que parezca, hay cosas que me han gustado. McGarry escribe bastante bien, y su prosa es capaz de conmover. Como he dicho antes, Noah tiene sus momentos buenos, sobre todo, al final, cuando madura y da un paso adelante y sale por fin del pasado en el que ha vivido atascado. O cuando Echo empieza a tomar decisiones por sí misma y, al final, acepta a su nuevo hermano y se reconcilia con su padre.
Rompiendo las normas tiene buenos momentos, pero, aún quitando los malos, no tiene nada especial que la diferencie del resto de novelas juveniles contemporáneas y románticas. Es una pena porque tenía muchas ganas de que me gustara este libro.

Reseña: QUÍMICA PERFECTA, Simone Elkeles

Título: Química perfecta
Título original: Perfect Chemistry
Colección: Química perfecta (1 de 3)
Autora: Simone Elkeles
Fecha de publicación USA: 23 de Diciembre de 2008
Fecha de publicación España: 2 de Febrero de 2010
Editorial: Versátil
ISBN: 978-84-92929-99-3
Páginas: 336
Formato: Rústica con solapas
PVP: 16.50€
Sinopsis:
—¿Señorita Ellis? Su turno. Presente a Alex a sus compañeros.
—Os presento a Alejandro Fuentes. Este verano, cuando no aguardaba en la esquina de la calle para acosar a algún inocente, iba de excursión a los calabozos de los alrededores, ya sabéis a qué me refiero. Y oculta un deseo que nadie sería capaz de adivinar.
De repente, todos se quedan en silencio. Incluso la señora Peterson parece intrigada. Joder, incluso yo tengo la sensación de que las palabras que salen de los mentirosos labios de color rosa esmerilado de Brittany son música para mis oídos.
—Su mayor deseo —continúa—, es ir a la universidad y llegar a ser profesor de química, como usted, señora Peterson.
Brittany me lanza una sonrisa triunfal, segura de que ha ganado esta ronda.
«Buen intento, pija».
—Os presento a Brittany Ellis —empiezo, sabiendo que todas las miradas recaen sobre mí—. Este verano se ha dedicado a ir al centro comercial a comprar ropa nueva para ampliar su vestuario, y se gastó el sueldo de papá en una operación de cirugía estética para realzar sus, ejem, cualidades. Su mayor deseo —añado, obteniendo la misma reacción que ha conseguido ella durante la presentación que ha hecho de mí—, es salir con un chicano antes de terminar el instituto.
 
Reseña:
Viendo la nota en Goodreads y todos los comentarios positivos me hace preguntarme si he leído el mismo libro que el resto del mundo, porque lo que me ha pasado con este libro es algo casi inaudito: No he podido terminarlo.
Odio escribir una reseña sin haber terminado el libro, porque me da la sensación de que no tengo derecho a juzgar, de que tal vez hay algo al final que lo salva y me lo estoy perdiendo. Pero vais a tener que perdonarme con éste. Me quedaban menos de 100 páginas y mi nivel de tolerancia de chorradas tiene un límite, y este libro lo ha sobrepasado con creces, así que, ¿podéis perdonarme?
 
Aunque no lo haya terminado, creo que puedo decir que Química perfecta es un fraude, una versión patética de West Side Story, y aún más patética si lo comparas con Romeo y Julieta (bueno, todos vienen de Píramo y Tisbe); y su mayor engaño empieza con su título: Alex y Brittany no tienen química. Están demasiado ocupados con sus trágicas y falsas vidas como para ver lo que hay a su alrededor y, por tanto, para tener química con nadie. La atracción sale de ninguna parte. Un segundo se odian y al siguiente babean el uno por el otro, y al siguiente se aman. No existe un punto de inflexión que justifique esa atracción, en el que veamos el momento en el que se produce el cambio.
Por separado, Alex y Brittany son tan insoportables como juntos. Ella no hace más que lamentarse de la fachada de perfección que se ve obligada a mantener constantemente. ¿Por qué?, me preguntarás. No lo sé. Tal vez porque tiene menos personalidad que una gamba.
La situación de él es un pelín más complicada. Se vio obligado a unirse a la banda traficante de drogas de su barrio para proteger a su familia así que ahora es un pandillero temido y sin escrúpulos durante el día, y un cariñoso hijo y hermano durante la noche.
 
Además de las anteriormente mencionadas, la obra a la que más me recordaba Química perfecta mientras leía es A tres metros sobre el cielo, de Federico Moccia, sobre todo por el gran problema que supone en las dos novelas la diferencia de clases. Claro que Moccia podría darle lecciones de escritura creativa a Elkeles... o de escritura en general.
El otro gran problema que hizo que fuera superior a mí terminar esta novela es que me parecía más un largo, interminable, doloroso para los ojos, fan fiction que una novela. Sin insultar a los autores de fan fiction, porque conozco a bastantes que escriben infinitamente mejor que Elkeles y que muy probablemente jamás verán su obra publicada. Injusticias de la vida.
Podría darle el beneficio de la duda y decir que posiblemente el problema está en la traducción de Versátil, la distribuidora en España, pero para eso tendría que revisar la versión en inglés, y no tengo intención de someterme a esa tortura, le tengo demasiado cariño a mi cerebro.
 
He descrito las dos peores cosas de esta novela y podría seguir. Podría seguir hablando, por ejemplo, de como esta novela reúne más clichés por párrafo que cualquier otra novela o película juvenil que haya leído o visto nunca. Podría hablar de como los personajes secundarios son los peores amigos de la historia. De como la palabra "perfección" o cualquiera de sus derivados se repite en casi cada frase en los capítulos narrados desde el punto de vista de Brittany. De como la situación con la hermana de Brittany, o la situación como pandillero de Alex, sólo son excusas para que la novela resultara profunda, pero lo único que consiguen es frivolizar situaciones muy reales y muy serias para millones de familias en todo el mundo. Podría hablar de todo eso, pero creo que ya habéis pillado a dónde quiero llegar: Química perfecta es mala. Muy mala. No os la recomiendo.

Reseña: GRACELING, Kristin Cashore

Título: Graceling
Título original: Graceling
Colección: Los Siete Reinos (1 de 3)
Autora: Kristin Cashore
Fecha de publicación USA: 1 de Octubre de 2008
Fecha de publicación España: 16 de Marzo de 2009
Editorial: Roca
ISBN: 978-84-9918-457-9
Páginas: 400
Formato: Tapa dura cartón
PVP: 14.95€
Sinopsis:
«Hay gente en estas tierras que tiene poderes extraordinarios a los que llamamos gracias. Una gracia puede tener un valor infinito o puede ser totalmente inútil. Una gracia puede hacer que alguien sea veloz como el viento, o que sea capaz de predecir el tiempo, mientras que otras sólo harán que hables al revés sin pensar o te subas a los árboles. Mi nombre es Katsa. Soy un instrumento que mi Rey utiliza para castigar a sus enemigos. Mi gracia es matar.»
 
Reseña:
Me pasó una cosa curiosa con esta novela. Cuando la cogí, estaba preparada para que me encantara, estaba lista para que se convirtiera en una de mis lecturas favoritas del año, quería que me gustara porque tenía todos los ingredientes para gustarme: fantasía épica, una sinopsis intrigante y una heroína que es una auténtica luchadora... pero no me encantó.
La primera parte de la novela (está dividida en tres partes) es absolutamente fantástica. Con montones de acción, una heroína luchando por su libertad, un héroe encantador; Graceling es todo lo que promete. Pero a partir de la segunda parte, la novela entra en caída libre y, a pesar de remontar un poco en ciertos momentos, ya no consigue volver a atrapar.
 
Mi principal problema lo tuve con Katsa, la protagonista. No me malinterpretéis, soy feminista y no hay nada que me guste más en una novela que encontrarme con una heroína inteligente y fuerte, valiente e independiente, todo lo contrario a una damisela en apuros, y que sea una igual para el héroe. Pero Katsa (y no puedo creer que vaya a decir esto) se pasa. Es como si todas esas cualidades que encuentro tan deseables en la heroína de una novela, en Katsa se magnifican hasta el punto de hacerla, no solo irrealista, sino también insoportable.
Además, la historia de amor sale de ninguna parte. Os pongo en contexto: Katsa está sentada, descansando en el claro de un bosque, levanta la mirada, ve a Po (sí, ése es el nombre de nuestro héroe), y, ¡bang!, está enamorada. Y su reacción inmediata es echar a correr despavorida. Está tan aferrada a sus principios, tan paralizada por ellos, que prefiere renunciar a la primera pizca de felicidad que ha tenido en toda su vida antes que renunciar a sus principios. Está bien ser fiel a tus principios, siempre y cuando entren en los límites de lo razonable.
 
Pero la novela tiene muchas virtudes. Como he dicho antes, la primera parte es genial. El villano es muy interesante (aunque su final sea un poco ridículo). La historia y la política de los Siete Reinos también es bastante interesante. Y la historia y usos de los graceling y sus gracias tienen mucho potencial. A ver como se desarrolla en Fuego y Bitterblue.

Reseña: DEIDAD, Jennifer L. Armentrout

Título: Deidad
Título original: Deity
Colección: Covenant (3 de 5)
Autora: Jennifer L. Armentrout
Fecha de publicación USA: 6 de Noviembre de 2012
Fecha de publicación España: 4 de Diciembre de 2013
Editorial: Kiwi
ISBN: 978-84-941348-5-2
Páginas: 412
Formato: Rústica con solapas
PVP: 17.90€
Sinopsis:
Alexandria no está muy segura de si llegará a su dieciocho cumpleaños, a su Despertar. Una orden de fanáticos ya olvidada quiere matarla y, si el consejo descubre lo que realmente ocurrió en las Catskills, todo habrá terminado para ella… y también para Aiden.
Por si eso no fuera suficiente, a medida que Seth y Álex pasan tiempo «entrenando» —que realmente es el eufemismo con el que Seth define estar muy cerca y mucho contacto cuerpo a cuerpo— otra marca del Apollyon aparece en su cuerpo, dejándola, antes de lo esperado, más cerca de Despertar.
A medida que su cumpleaños se acerca, todo su mundo se resquebraja ante una sorprendente revelación, dejándola atrapada entre el amor y el destino. Uno hará todo lo posible para protegerla. El otro ha estado mintiéndole desde el principio.
Ahora que los dioses se han dejado ver, desatando su ira, muchas vidas cambiarán de forma irrevocable… o serán destruidas.
Aquellos que sigan en pie podrán descubrir si el amor es realmente más fuerte que el destino…
 
Reseña:
Vale, esto ya es otra cosa.
Normalmente, intento terminar cada saga que empiezo. A no ser que el primer libro sea horrible, me propongo terminar la historia porque siempre voy a querer saber cómo acaba. Lo que me empuja a continuar con sagas más bien regulares como la Saga Covenant, es que es posible que el autor o autora acabe sorprendiéndome con cositas como ésta. Cositas como Deidad.
 
Deidad no tiene nada que ver con Mestiza o Puro. Es muy superior en todos los aspectos. En esta tercera parte de la saga, Armentrout nos muestra por fin a dónde quiere llegar y encarrila la historia, marcando el camino a lo que será una segunda parte de la saga épica.
Deidad toma velocidad de crucero en la cuenta atrás hacia el cumpleaños de Alex. Con un ritmo frenético, en este libro vemos a Alex luchando contra sus miedos a causa del Despertar, y con la ayuda de Aiden, que se convierte en su roca.
Deidad sigue derrochando humor, pero también toma unos derroteros más oscuros y profundos, con unas cuantas escenas que te dejarán el corazón en la garganta, por lo que la novela resulta más significativa que las anteriores entregas de la saga. Y aunque hay cosas que se veían venir (lo de Leon, lo de Seth), no decepciona, sino que sube las apuestas para demostrarnos que la Saga Covenant puede ser tan épica como prometía desde el principio, basándose como se basa en la mitología griega (porque, ¿hay algo más épico que la mitología griega?).
 
Alex no es especialmente molesta en este libro, lo cual es todo un alivio para mí. De hecho, vemos como poco a poco va madurando y tomando conciencia de la situación única y extremadamente peligrosa en la que se encuentra y en lo que supone para sí misma, para los que la rodean y, en general, para todo su mundo. Su vida está en constante peligro y, aunque intenta mostrarse valiente todo el tiempo, por dentro el miedo se la come viva, por lo que tendrá que aprender a aceptar que «está bien sentir miedo».
También vemos evolucionar su relación con Aiden. Armentrout nos regala varios momentos muy románticos (de esos que tanto le gustan) sin resultar demasiado empalagosos. Y, sobre todo, vemos a Aiden ser un hombre y tomar por fin una decisión.
 
Y lo mejor para el final:
Por fin, después de oír hablar tanto de ellos, vemos a los dioses en acción (la escena con Hades y Artemisa es absolutamente genial).
 
En definitiva, Deidad es mucho mejor que sus predecesores. Es adictivo, no podrás dejar de pasar páginas. Y el romanticismo, la acción y el humor que caracterizan a la autora harán que el libro te parezca muy corto.
Y para mí ha sido todo un placer reencontrarme con la Jennifer L. Armentrout que me conquistó con la Saga Lux.

Reseña: PURO, Jennifer L. Armentrout

Título: Puro
Título original: Pure
Colección: Covenant (2 de 5)
Autora: Jennifer L. Armentrout
Fecha de publicación USA: 3 de Abril de 2012
Fecha de publicación España: 27 de Noviembre de 2012
Editorial: Kiwi
ISBN: 978-84-939403-9-3
Páginas: 414
Formato: Rústica con solapas
PVP: 17.90€
Sinopsis:
Está la necesidad.
Y luego está el Destino.
Estar destinada a convertirse en un enchufe sobrenatural no es precisamente algo genial, especialmente cuando la «otra mitad» de Alexandria la sigue allá donde va. Y que, además, Seth aparezca en su sala de entrenamiento, al salir de las clases y también en la puerta —o ventana— de su dormitorio, definitivamente no es nada genial.
Aunque su conexión tiene algunos beneficios, como alejar las pesadillas que envuelven lo ocurrido con su madre, no tiene efecto alguno sobre los sentimientos prohibidos que tiene Álex por el puro Aiden. Ni sobre qué va a hacer —y sacrificar— él por ella.
Cuando los daimons se infiltran en los Covenants y atacan a los estudiantes, los dioses envían a las furias, diosas menores con la función de erradicar cualquier amenaza para los Covenants y el resto de los dioses, incluyendo al Apollyon y a Álex. Y si eso y las hordas de monstruos chupadores de éter no fueran suficiente, una amenaza misteriosa parece dispuesta a hacer cualquier cosa por neutralizar a Seth, incluso si eso supone forzar a Álex a la servidumbre o matarla.
 
Reseña:
Si habéis llegado hasta aquí, quiere decir que Mestiza os ha gustado lo suficiente como para darle una oportunidad a la secuela. Y ahora llego yo y os destrozo todas vuestras ilusiones porque Puro es más de lo mismo... pero peor.
No me voy a molestar en daros un resumen de la trama, para eso ya está la sinopsis, sino que voy a ir directa al grano.
 
No consigo encontrarle el encanto a Alex. Cada día es más estúpida, cada día es más inmadura. Es como si diera un paso adelante y cinco hacia atrás. Y os explico por qué:
Alex no sabe lo que quiere, ni siquiera consigue imaginárselo. Bueno, esto no tiene nada de malo, muy pocos saben lo que quieren a los 17 años. Pero Alex es de los que dicen “bueno, voy a ir probando un poco de cada cosa, hasta que decida lo que quiero”. No pasaría nada con esto si estuviéramos hablando de comida. Pero la cosa se pone un poco fea cuando hablamos de personas. Veréis, Alex ama a Aiden. Pero se pasa TODO el libro revolcándose con Seth, literal y figuradamente. Pero que no se os olvide que ella ama a Aiden, que eso quede claro. Pero Seth está disponible y dispuesto y no está prohibido liarse con él, así que ¿qué demonios?
¿Veis a dónde quiero llegar con esto?
Pasemos a otra cosa. Resulta que llaman a Alex para que vaya al Covenant de Nueva York y declare ante el Consejo sobre lo que pasó con su madre al final de Mestiza (esto ya se menciona en ese libro). A pesar de que desde el primer momento queda claro que es persona non grata y que su vida corre peligro, ¿sabéis cuál es su mayor pena? Que le han dado una habitación del tamaño de «una caja de cerillas». Sí, las prioridades de esta chica me alucinan. ¿Sabéis cuál es su otra pena? Que, al parecer, los puros tienen montones de dinero pero no se molestan en poner ascensores en los Covenants y hay montones de escaleras para ir a todas partes (de esto ya se quejaba en Mestiza). ¿Se puede ser más vaga? Ha estado entrenándose durante la mitad de su vida para cazar daimons, ¿no debería ser más atlética y, por tanto, no importarle esto? Quejarse de estas dos cosas es todo lo que hace en todo el libro.
También depende constantemente de que haya alguien cerca para sacarle las castañas del fuego. Como un bebé... o un perrito. Si no hubiera alguien vigilándola constantemente, habría muerto en el primer párrafo. Es de risa.
 
Tampoco entiendo algunas de las decisiones que ha tomado Armentrout en esta novela. Como la cosa con Caleb. ¿Sirve para algo? ¿Era necesario? No causa ningún impacto en Alex. Se le olvida enseguida, o un capítulo después ya tiene la atención puesta en otra cosa. Pasa totalmente desapercibido.
También me he dado cuenta de que Armentrout tiende a repetir patrones. Hacia la mitad de la novela, Alex y Seth tienen una discusión sobre la conexión que comparten que es exactamente igual que todas las discusiones que tienen Daemon y Katy en Onyx. ¿Merece la pena leer algo de esta mujer si siempre repite los mismos patrones en todas sus sagas?
 
Y ahora, ¿sabéis qué es lo que más odio de los triángulos amorosos? Que siempre, siempre, me hago del team del que no se queda con la chica. Jacob, Gale, Simon, Julian, Adrian... la lista es interminable. Y, por supuesto, ahora Seth. Porque si hay algo por lo que merece la pena leer la novela, es Seth. Aiden no está especialmente brillante en este libro y no me va su rollo de chico serio y responsable pero «te tendría si fuera egoísta». Así que Seth, ven a mis brazos.
 
En fin, que Puro no hace mucho por esta saga. Es bastante “meh” y “blah” y cualquier otra expresión que se os ocurra para decir que no es muy bueno ni os ha provocado ninguna emoción. Y tampoco es que la historia haya avanzado mucho, así que lo catalogo como «pérdida de tiempo».

Reseña: MESTIZA, Jennifer L. Armentrout

Título: Mestiza
Título original: Half-Blood
Colección: Covenant (1 de 5)
Autora: Jennifer L. Armentrout
Fecha de publicación USA: 18 de Octubre de 2011
Fecha de publicación España: 18 de Octubre de 2011
Editorial: Kiwi
ISBN: 978-84-941348-1-4
Páginas: 350
Formato: Rústica con solapas
PVP: 17.90€
Sinopsis:
¿Serías capaz de matar a quien amas?
Los Hematoi provienen de la unión entre dioses y mortales; y los hijos de dos Hematois de sangre pura tienen poderes divinos. En cambio, los hijos de Hematois y mortales, no. Los mestizos solo tienen dos opciones: entrenar para ser centinelas, cazando y matando Daimons, o convertirse en sirvientes en las casas de los puros. Alexandria prefiere arriesgar su vida luchando antes que limpiar retretes, aunque de todas formas, puede que termine en los barrios bajos.
Hay reglas muy estrictas que los estudiantes del Covenant deben seguir. Álex tiene problemas con todas, pero especialmente con la regla número 1:
«Las relaciones entre pura sangre y mestizos están prohibidas».
Por desgracia, Álex se siente atraída por Aiden, un pura sangre irresistible. Aunque enamorarse de Aiden no es su mayor problema; mantenerse viva hasta su graduación en el Covenant y llegar a ser centinela sí lo es. Si no cumple con su deber, se enfrentará a un futuro peor que la muerte o la esclavitud: se convertirá en un Daimon y Aiden será su cazador.
Y eso, no es nada bueno.
 
Reseña:
Si habéis leído la sinopsis de esta novela, muchos me diréis que esto ya lo habéis visto antes. De hecho, la principal crítica que recibe la primera incursión de Jennifer L. Armentrout en la literatura juvenil es su sospechosa similitud con cierta saga vampírica que no voy a nombrar. Cuando cogí este libro, ya había leído esa saga y era consciente del parecido. Aún así, intenté liberarme de todos los prejuicios y me puse a leer dispuesta a disfrutar de la historia. La conclusión es que no me ha gustado ni más ni menos. Tiene similitudes (tal vez más de lo que resulta cómodo) pero también tiene diferencias. No voy a hacer comparaciones, así que no busquéis eso aquí.
 
Si hay algo que hay que reconocerle a Armentrout, es que sabe hacer historias lo suficientemente interesantes como para que te hagan querer pasar la página. Con un estilo de escritura decente, el suficiente humor para arrancarte unas risas, y, en el momento adecuado, la suficiente emoción para arrancarte una lágrima, merece la pena echarle un vistazo a su bibliografía si te apetece una lectura sin pretensiones. Y aunque no es la autora más original del mundo (pocos lo son), sabe hacer atractivos géneros para un público que, de otra manera, jamás se le ocurriría tocar.
Hace tiempo leí en algún sitio que alguien dijo que Stephenie Meyer es un genio porque ha escrito una historia de vampiros para personas que no les gustan los vampiros, y una historia de ciencia ficción para personas que no les gusta la ciencia ficción. Bueno, de Jennifer L. Armentrout se podría decir lo mismo. Esta vez lo consigue con la mitología griega.
 
Alex es una mestiza, resultado de la unión de una Hematoi (o pura; descendientes de los semidioses) y un ser humano. En su mundo, los mestizos son el escalón más bajo de la sociedad y sólo tienen dos opciones de futuro: entrenar para convertirse en guardias y centinelas y cazar daimons, unos seres adictos al éter en la sangre de los puros, o tomar el Elixir (una droga que los desprende de su voluntad) y convertirse en sirvientes de los puros. Tras tres años viviendo entre humanos con su madre y tras la violenta muerte de ésta, Alex regresa al Covenant, comunidades en las que los puros y los mestizos viven separados de los humanos, para retomar su entrenamiento y convertirse en centinela. Aquí es dónde empieza la historia.
Mestiza retoma la historia dónde la dejó la novela corta Daimon, precuela de la saga, con Alex acorralada por daimons. Justo a tiempo, un grupo de centinelas la salvan y la llevan de vuelta al Covenant de Carolina del Norte y ante su tío, Marcus, decano del Covenant. Allí debaten sobre si dejar que Alex retome su entrenamiento o darle el Elixir y mandarla como sirvienta a la casa de su padrastro, Lucian, un alto cargo de la política de puros y mestizos. Finalmente, Aiden St. Delphi, un centinela puro, se ofrece para entrenar a Alex y ponerla al día para cuando se reanuden las clases.
 
Como decía, la narración de Armentrout es ágil, entretenida e ingeniosa, y totalmente libre de pretensiones. La intención de Armentrout no es que te devanes los sesos intentando averiguar quién es el malo o cuáles son los planes ocultos de cada personaje, sino que disfrutes de una lectura sencilla y llena de acción. Es predecible pero sin llegar a ser tediosa.
Ahora vienen los peros:
 
Si habéis leído mi reseña de Daimon, sabréis que Alex no está precisamente en mi lista de heroínas favoritas. En Mestiza la cosa no cambia mucho. En primer lugar, su estupidez no parece conocer límites. No creo que ninguna de las decisiones que toma a lo largo de todo el libro sea inteligente. Además, no siente ningún respeto por las vidas de aquellos que le rodean. Su temeridad e impulsividad no sólo son un peligro para sí misma sino que son un peligro para cualquiera que se encuentre cerca de ella, y no le importa en absoluto siempre y cuando se salga con la suya. Lo que me lleva a 3) es tremendamente egoísta. Si alguna vez me gustó algo de ella, fue gracias a su relación con personajes secundarios (sobre todo, con Caleb) pero como personaje individual, Alex es irritante la mayor parte del tiempo.
Luego está la manera en que la tratan los demás. El único que se atreve a reprenderla cada vez que comete una estupidez (algo que ocurre muy a menudo) es su tío Marcus. Los demás se limitan a encogerse de hombros como si su actitud no tuviera remedio, o como si estuvieran tan embelesados por su talento y belleza que no se atreven. ¿De qué sirve crear a una heroína imperfecta si el resto de personajes la ven absolutamente perfecta?
 
Tampoco consigo creerme la relación entre Alex y Aiden. Aiden es serio, responsable, disciplinado y educado (y guapísimo, por supuesto). Es decir, no tiene NADA en común con Alex. Su primer encuentro es un poco problemático: él utiliza con ella la compulsión, algo que está «prohibido» y que se considera «poco ético». Así que no entiendo tanta atracción por un tío que lo primero que hace es dejarte sin voluntad. Por no hablar de que está absolutamente prohibido. Si eres un mestizo y te lías con un puro, lo menos malo que te puede pasar si te pillan es que te den el Elixir. Aún así, Alex se siente irremediablemente atraída por Aiden. Aunque ya se sabe lo que pasa con lo prohibido, que se desea aún más, pero también se dice que eso sólo les ocurre a las mentes más simples.
O cómo la trata Aiden. Volvemos a Alex y sus continuas estupideces. Pues bien, esta es la reacción de Aiden: se muestra molesto porque Alex es incapaz de seguir una indicación/consejo/orden, pero inmediatamente después le recuerda lo guapa o fuerte o valiente que le parece. Por regla general, las relaciones entrenador-alumna en la literatura fantástica no funcionan bien para mí, porque normalmente incluyen enormes dosis de condescendencia, y Mestiza no es la excepción.
 
En definitiva, Mestiza no destaca ni por su profundidad ni por su complejidad. Pero si lo que buscáis es una lectura ligera y medianamente entretenida, os recomiendo que le echéis un vistazo.